Locus Amoenus

Locus Amoenus

 

Han pasado ya veinte años desde la celebración de la primera Cumbre de la Tierra. Este encuentro, que tuvo lugar en junio de 1992 en la ciudad de Rio de Janeiro, supuso un punto de inflexión en las políticas medio ambientales de muchos países del mundo, entre los que se encuentra España. A partir de este momento, se crean en nuestro país algunos organismos, como el Observatorio para la Sostenibilidad (OSE), que ha trabajado activamente en fomentar políticas medio ambientales muy determinadas que han posibilitado un avance en esta cuestión indiscutible. Sin embargo, a pesar de las Directrices Europeas y de las leyes creadas a partir de las mismas, este Observatorio considera que aún estamos muy lejos, como país, de alcanzar los estándares de sostenibilidad en los que se encuentran los países del norte de Europa. Nuestro reto está en superar nuestros propios hábitos y replantear políticas de convivencia ciudadana, a nivel local, que posibiliten un mayor grado de gestión de los recursos.

 

Desde ESDiColor_LAB hemos detectado este fenómeno como uno de los factores más relevantes en cuanto a Tendencias sociales se refiere y que afectan a nuestro país tanto a nivel político, como económico, como cultural. Por esta razón, nuestra Tendencia de Color para la primavera/verano 2017 se centrará en este tema de interés  social y político.

 

Así, para la elaboración de nuestra Tendencia nos hemos acogido al aspecto positivo que las políticas de sostenibilidad en España plantean y hemos realizado una propuesta conceptual basada en ese reto que supondrá para nuestro país la implementación de políticas de desarrollo local sostenible. La Tendencia recibe el nombre de Locus Amoenus, y está inspirada en el sentido que la naturaleza tenía en la cultura española en la época del romanticismo. Finales del siglo XIX supuso para España un punto de inflexión cultural importante, con la pérdida de las colonias y una cierta desazón anímica que llevo a muchos escritores a basar sus escritos en la idealización del medio ambiente. Locus amoenus era un recurso literario que se empleaba en la poesía romántica para evocar un “lugar idílico”, curiosamente siempre relacionado con la naturaleza, lo local, lo artesano… lo tangible.

El uso mismo del latín tiene un componente de evocación al pasado y a la recuperación de las raíces, desde un punto de vista bucólico, siempre relacionado con esa protección a la naturaleza y esa preservación del medio rural.

La frase que acompaña a esta tendencia, a modo de eslogan de la misma, es “Creemos que la Tierra nos pertenece, pero nosotros pertenecemos a ella”. Se trata de una afirmación evocadora de la necesidad de preservar el hábitat como una de las formas de conservar nuestra propia esencia.

A partir de este concepto general, aparecen cuatro cartas de colores que se denominan de la siguiente manera:

1.- Evolvere (que en español significa: desarrollo). Con ella hemos querido plantear la necesidad del desarrollo local como uno de los elementos claves para el avance también de la economía en un país azotado por una crisis financiera y de sectores productivos. España se replantea en estos momentos otras formas de desarrollo local que se alejan de los formatos empleados hasta el momento y que se han desmantelado esta situación de decadencia (como es el ejemplo del sector de la construcción). Por esta razón, Evolvere evoca la necesidad de mantener la esencia, la tradición, encontrar la identidad ancestral, volver a reinventar lo local.

En esta carta, destacan los colores muy engamados entre los que predominan los verdes suaves y marrones claros. El tono fucsia rompe con la monotonía y la sensación de  tradicionalidad que plantea la carta, para aportar un toque fresco y dinámico que supone una metáfora de la iniciativa social que plantea la tendencia.

 evolvere

 2.- Assess (Valorar): Se trata de una carta que tiene como objetivo mostrarnos los tonos con los que se plasma el concepto de conciencia ecológica, el de protección del ecosistema…. Valorar significa considerar y apreciar lo que tienes a tu alrededor. La Naturaleza necesita ser “Aprendida”, cubierta, protegida para que nuestra vida en comunidad se pueda desarrollar con la mayor harmonía posible. Por eso, el desarrollo local pasa por valorar las zonas más vulnerables de nuestro suelo y recuperar y conservar las especies que en él se desarrollan.

En esta carta destacan los tonos oscuros, entre los que predominan los marrones y verdes, como sinónimo de nuestros bosques. Esta oscuridad cromática nos lleva a recrear una atmósfera romántica, donde la naturaleza se plasma como algo sublime.

asses

 

3.- Edatur (Producir): Pero no es posible la protección del medio sino modificamos nuestro comportamiento hacia él. Una de las tareas más importantes en este sentido es la de plantear nuevas formas de producción de los productos y servicios. Así, debemos trazar un nuevo concepto en el proceso de diseño en el que el ciclo de vida sea imprescindible, en el que se recupere la viabilidad de los productos sin obsolescencia, donde lo gremial esté presente y el consumo sostenible sea una realidad. Preparar un retorno a las profesiones gremiales en el mundo rural y a los procesos artesanos sería una forma de gestar políticas de Diseño local sostenible.

Esta carta se crea a partir de colores que recuerdan a la tierra, al hierro como materia prima, que se ubica como una evocación a las profesiones tradicionales. A ellos se unen tonos grises y rojizos en un discurso cromático que nos remite al ámbito rural español.

 edatur

4.- (Re) Facite: (Re-hacer): El reciclado es uno de los factores medio ambientales más interesantes y que deben potenciarse en España para generar menos residuos y reaprovechar las materias. Esta carta nos invita a plantearnos el uso de nuevas materias primas, gestadas a partir de residuos, como podría ser un tejido de plátano, o un corcho con funciones alternativas… También nos habla de hibridación matérica, de depuración de los materiales residuales existentes así como de actualizar las funciones de muchos de ellos.

refacite

 

A nivel de color nos hemos centrado en tonos suaves y poco saturados, que se entremezclan entre ellos por su alto nivel de luminosidad. Sólo destaca en esta gama una nota más oscura de color, azul noche, que rompe con la dinámica de la carta

 

Artículo escrito por Encarna Ruiz, Directora de investigación de ESDiColor_LAB, profesora y miembro de la Unidad de Transferencia del Conocimiento de ESDi.



X
X