fbpx

El IRI presenta el robot de ayuda ciudadana IVO, caracterizado por ESDi, en SCEWC

ivo, robot ayuda ciudadana, iri, smart city expo world congress

El IRI presenta el robot de ayuda ciudadana IVO, caracterizado por ESDi, en SCEWC

«IVO. Diseño de un robot para ayuda ciudadana» es un proyecto de caracterización de un robot para ayuda ciudadana en espacios públicos o exteriores. Este robot es un proyecto de investigación del Instituto de Robótica e Informática Industrial IRI de la Universitat Politècnica de Catalunya, diseñado por un equipo multidisciplinar de la Escuela Superior de Diseño ESDi. El proyecto ha sido presentado en el Smart City Expo World Congress.

IVO es un robot programado para responder a los retos de la robótica colaborativa en la que los seres humanos y los robots trabajan juntos para conseguir una tarea común. IVO ha sido diseñado para resolver situaciones como el acompañamiento urbano de personas; la planificación, navegación y ejecución de rutas; la exploración y el reconocimiento de espacios o la manipulación de elementos (para lo que se utilizan los brazos independientes del robot), entre otras.

El robot IVO es un proyecto de investigación del Instituto de Robótica e Informática Industrial IRI de la UPC, Universitat Politècnica de Catalunya. El diseño y caracterización de este robot para ayuda ciudadana en espacios públicos o exteriores ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar de la Escuela Superior de Diseño ESDi, y ha sido presentado en el Smart City Expo World Congress (SCEWC), que ha tenido lugar en Barcelona del 19 al 21 de noviembre.

La investigación desarrollada con el robot IVO se inscribe dentro del programa estratégico de investigación en robótica centrada en humanos del Instituto de Robótica e Informática Industrial IRI, que ha sido reconocido por parte de la Agencia Estatal de Investigación, como unidad de Investigación de excelencia ‘María de Maeztu’. Este programa pretende tener en cuenta muchas situaciones en las que los robots entran en contacto o interactúan con humanos, no limitándose a una robótica social (interacción significativa entre personas y robots), sino también a una robótica colaborativa, en la que humanos y robots trabajan juntos para una tarea común; o una robótica asistiva en la que se explota la tecnología para ayudar a las personas.

ivo, robot ayuda ciudadana, iri, smart city expo world congress
ivo, robot ayuda ciudadana, iri, smart city expo world congress

Así pues, el IRI propuso a ESDi el reto de formalizar un robot de ayuda o asistencia a personas en el que cualquier usuario tenga ganas de acercarse e interactuar con él. Por limitaciones presupuestarias, el proyecto aprovecha algunos componentes o partes de los robots que son estándar (ya diseñadas para otros robots existentes), pero se partió de cero en la tipología de robot que se quería diseñar: más humanoide, incluso realista, o una apuesta por una apariencia más robótica o más icónica. Además del objetivo de innovar a nivel formal, el IRI también transmitió al equipo encargado del diseño del robot su deseo de innovación en los materiales a utilizar.

El equipo de ESDi también se encargó del nombre del robot, que tenía que transmitir identidad territorial, conexión con la marca IRI y valores socioculturales. El naming se desarrolló también a partir de otras características como: no identidad de género, notoriedad, connotación positiva y de servicio, duración, facilidad de pronunciación y relato imaginario creado en torno al robot. De las propuestas surgidas en las sesiones de brainstorming se hizo una selección, la cual se trabajó desde el ámbito semiótico hasta llegar a la propuesta final: IVO.

 

Los objetivos del proyecto

El proyecto de diseño y caracterización del robot se planteó con dos tipologías de objetivos. Por un lado, objetivos de formalización: conseguir aceptación emocional y cultural, comunicar vocación de servicio, identificar con el contexto de uso, significar la naturaleza robótica y conseguir fotogenia y pregnancia. Por otro lado, objetivos de interacción con el robot: hacer una buena descripción de escenarios y actores que ayude a detectar oportunidades de cara a proponer usos/acciones/actividades en las que el robot pueda ser de utilidad, definir la experiencia de usuario en relación a la interacción de las personas con el robot, y conseguir apoyar la aceptación emocional con elementos de interacción y con el uso de materiales amables al tacto.

 

Equipo participante del proyecto IVO

La Escuela Superior de Diseño ESDi configuró un equipo multidisciplinar de profesores, para guiar a los alumnos en el desarrollo del proyecto y diseñar la metodología más adecuada para conseguir los objetivos. El equipo está formado en este caso por la Dra. Encarna Ruiz, Doctora en Periodismo especializada en Sociosemiótica, que ha focalizado su investigación en análisis de tendencias sociales; Mireia Puig Poch y Juan Alberto Favaro, diseñadores de producto expertos en ergonomía, uno de ellos haciendo tesis doctoral en ergonomía y diseño, el otro con recorrido en el diseño de robots y tecnología con los que tienen que interactuar personas; Miguel González, diseñador de moda que está haciendo su tesis doctoral sobre ropa inteligente y wearables destinados a uso de interacción social; y Elizabeth Ferrandiz, Doctora en Psicología y Licenciada en Bellas Artes, orientada a la investigación en hábitos y tendencias de las nuevas generaciones. También han participado los profesores especializados en patronazgo y confección: Sofia Hernández, Juan Carlos Grao, María Bordas y David Malakian. En el caso de los alumnos, pertenecen a 2º, 3º y 4º de diferentes itinerarios del Grado de Diseño ofrecidos en ESDi: producto, gráfico, audiovisuales y moda. Se trata de: Cecilia Solé, Inés Herranz, Ivette Sabanés, Paula Aguilar, Francesc Català, Emma Lafoz y Ainara Navarrete.

El equipo de profesores cuenta con dos expertos en ergonomía por la importancia especial que se le ha dado a esta característica en el proyecto. El diseñador necesita entender cómo funciona el ser humano porque diseña objetos para éste. Debe hacerlo de forma que los pueda entender y utilizar con facilidad y de forma que no lo perjudiquen. La ergonomía se preocupa de todo esto: desde aspectos fisiológicos y antropométricos, pasando por la biomecánica y el análisis de esfuerzos, hasta aspectos cognitivos y medioambientales. Siempre desde una base científica, que la hace fiable, nos da una visión global del mundo. En el diseño de este producto esta información es vital, tanto por la interacción física/postural del usuario respecto al robot, como en la interacción que provoque una vinculación emocional relativa a aspectos cognitivos.



X
X