Humor homenajeado: Gerard Arderius presenta proyecto sobre Eugenio en Blanc Festival

Humor homenajeado: Gerard Arderius presenta proyecto sobre Eugenio en Blanc Festival

 ”Lo mío es el minimal”, definía el humorista catalán Eugenio. “En la vida, la pintura y en la escena”. Aquel minimal, “que siempre buscaba la parte más evocativa, más simple, la mínima expresión, la sutileza, el doble sentido y la metáfora”, no sólo teñía sus chistes, sino que también es el que ahora guía la estética de “El soso catalán que hace reír”, un proyecto del diseñador gráfico y alumni ESDi Gerard Arderius que homenajea al humorista desde el plano visual.

 

A presentarse el 19 de octubre a las 9 horas en Campus Blanc, un espacio dentro del Blanc Festival orientado a estudiantes universitarios de diseño, el proyecto de Arderius consta de dos productos, un libro-objeto que transcribe y reinterpreta uno de los casetes de Eugenio, y una serie de pósters con sintetizaciones de sus mejores chistes.

 

“El libro-objeto es la transcripción de ‘Con cierto sabor a Eugenio, 1986’. Pero no es solo la transcripción del texto tal cual: en primer lugar creo todo un lenguaje Eugenio puramente tipográfico. Después, además de transcribir los diálogos, materializo el minutaje para enfatizar los ritmos de Eugenio, materializo las risas de la gente en páginas de color rojo y también las pausas de Eugenio en páginas en blanco, sin texto”, explica Arderius.

 

Según agrega el diseñador, los pósters “explican otra faceta de Eugenio, pero con los mismos recursos y con coherencia con  todo el lenguaje ‘Eugenio’ que se ha elaborado”, a trabajar desde la síntesis y la evocación. “Cuando los leemos o entendemos qué chiste es, cobran vida”, señala, “todo siempre a partir de los conceptos que esconde el personaje, como el minimalismo, la mínima jerarquización, la atención por los detalles, y haciéndolo todo monótono y buscando la esencia. Por lo tanto no es sólo una transcripción, sino también una reinterpretación”.

 

Gerard Arderius

Gerard Arderius

 

Para Arderius, el proyecto nació desde su propia risa. “No sabía qué hacer como proyecto final de grado, y un día agarré un lápiz, una libreta y mi iPod. Como acostumbro hacer cuando le doy vuelta a las cosas, me puse música en modo aleatorio. Después de varias canciones me apareció un chiste de Eugenio que, como siempre, me despertó una sonrisa. Es a partir de aquí que comenzó mi proyecto final”, relata.

 

No obstante, Arderius no se considera un fanático de Eugenio, si bien señala que siempre lo ha llevado dentro de sí, escuchándolo desde pequeño y recopilando los chistes que su padre ponía de vez en cuando para llevarlos en su iPod. Para desarrollar su proyecto, no obstante, Arderius se valió de más armas que los chistes mismos: “decidí adentrarme cuanto pudiese en el personaje, como si fuese un actor o un analítico. Me puse en contacto con uno de sus hijos, hablé con fanáticos y seguidores de él, con gente que lo había ido a ver en directo, leí su libro en el que explicaba su biografía”, enumera Arderius, dando inicio a un proceso de investigación que también le llevó a preguntarse qué podía hacer desde su rol como diseñador gráfico.

 

“¿Cómo sería una exposición sobre Eugenio desde el punto de vista de Eugenio? ¿Podría hacer un pack con los elementos más interesantes de su humor? ¿Podría crear un evento sobre Eugenio y crear toda la gráfica e identidad?”, se preguntó Arderius en lo que califica como un “largo etcétera”. “Lo que sí tenía claro”,  precisa, “es que no quería generar una imitación o una caricatura más de Eugenio, porque sería caer en un tópico. No creo que un personaje tan particular necesite más imitaciones”.



X
X