fbpx

“En nuestro país se infravalora mucho el arte”

Christian con Barcelona, la ciudad donde vive actualmente, de fondo. ARTHUR BRUN

“En nuestro país se infravalora mucho el arte”

Christian Alonso es el primer leridano que gana el concurso Barcelona Producción

 

Imaginarios multiespecies. El arte de vivir en un mundo de contingencia e incertidumbre es el nombre del proyecto expositivo con que el investigador y curador leridano Christian Alonso ha ganado la modalidad de curadoria del concurso de creación artística Barcelona Producción de este año.

Este concurso, convocado por el Instituto de Cultura de Barcelona y en funcionamiento desde el año 1997, tiene como objetivo principal incentivar la producción en el ámbito de las prácticas artísticas contemporáneas. Y Christian, además de ser el primer leridano que lo gana, también ha sido una de las personas más jóvenes que lo ha obtenido.

Convocatoria codiciada

Se trata de un concurso muy bien dotado (20.000 euros para el proyecto de exposición, las actividades y la publicación) y, como que no hay límite de edad, a menudo los ganadores suelen ser profesionales en mitad de la carrera. Este año el proyecto de Alonso competía con 270 más y en su categoría, la de exposición comisariada, solo premiaban uno.

Una oportunidad así acontece una de las pocas de hacer realidad un proyecto de esta magnitud para muchos profesionales del Estado. Tal como sostiene el curador, poder desplegar un proyecto en estas condiciones es una oportunidad para trabajar dignamente. “En nuestro país se infravalora mucho el arte, y la actitud con la cual se subestima esta creación artística es la misma que ningunea la investigación y la educación -asegura Christian-. El hecho que se hayan presentado tantos proyectos en una convocatoria de arte como esta, además de hacer patente que la escena artística catalana está viva, en parte es un signo de la precariedad que sufren los creadores y las creadoras”.

Arte y sostenibilidad del territorio

Su proyecto explora la relación entre la práctica artística y una noción expandida de la sostenibilidad, a la vez medioambiental y social. Que escogiera esta temática no es casual. Alonso, que nació en 1987, pasó una gran parte de la infancia en la torre de sus abuelos, a la Partida la Femosa, a la huerta de Lleida. El fuerte arraigo en el territorio y la intensa dedicación al cultivo de sus ascendientes le despertaron una sensibilidad por las formas de vida no humanas, que acabaría influyendo en el terreno personal y profesional.

El proyecto expositivo, que verá la luz el año que viene, contará con la presencia de varios artistas, entre los cuales los leridanos Jaume Simon Contra y Olga Olivera-Tabeni, los dos con una larga trayectoria artística y profesional y que, en palabras del mismo Christian, forman parte como él de este grupo “de artistas huérfanos” que, ante el poco apoyo de las instituciones de su ciudad natal, “se ven con la necesidad de sostener su producción recurriendo al sistema de convocatorias de Barcelona, prácticamente inexistente en las comarcas leridanas”.

Publicado en Ara.cat



X