fbpx

El mundo del diseño entra en la competición

El mundo del diseño entra en la competición

Marta Renú Bergel, estudiante del grado universitario de diseño de moda, ha creado un mono de competición inspirado en el Cupra e-Racer, el primer turismo de carreras 100% eléctrico de la marca pionera en esta nueva competición ETCR (Electric Touring Car Racing).

La idea surgió cuando Marta tenía que realizar su Proyecto Final del Grado Superior de Patronaje y Moda en la Escola Superior de Disseny (ESDi), de Sabadell. El motorsport siempre ha sido su pasión, sus padres, Jordi Renú y Núria Bergel, compiten en rallyes de regularidad con un BMW 325i y ella corre en alguna prueba como copiloto. Por estar rodeada de profesionales del mundo del motor, Marta Renú quiso rediseñar el concepto clásico del mono de competición, estudiando el mercado y la competencia, así como los referentes: “Tenía claro que quería hacer un proyecto con el que pudiera cambiar algo, que fuera real y pudiera llegar a ser comercial. Vi que los monos, tanto de los pilotos como de los equipos, eran casi todos monocromáticos y decidí crear una pieza en base a un coche de competición”, explica.

Así pues, contactó con Cesc Ginestà, Key Account Manager de la empresa barcelonesa Marina Racewear, fabricante de indumentaria ignífuga con homologación FIA y la única marca que utiliza sus propios tejidos para confeccionar sus productos. La empresa le brindó la oportunidad de realizar prácticas en sus instalaciones y le facilitó los tejidos para poder llevar a cabo su proyecto, además de tener carta blanca para poder emplear la técnica llamada sublimación, la última tecnología que utilizan para estampar sus diseños.

Continúa Marta Renú: “El siguiente paso era pensar quién podía ser mi cliente, creí que la mejor forma de entrar en este mundo era buscar el foco de la innovación y vi que eso lo ofrecían las carreras de turismos eléctricos. Seat ya había sido campeona del mundo en TCR y ahora quiere lograrlo también con la marca Cupra en la modalidad eléctrica. De este modo, con mi teórico cliente bien claro así como también el piloto, Jordi Gené, y el propio vehículo Cupra e-Racer como referente, me centré en un diseño único y exclusivo. Mi objetivo ha sido diseñar un mono de piloto con la técnica de sublimación, que definiera el nuevo estilo de competición puramente eléctrico de Cupra y que fuera totalmente complementario y leal con el diseño original del turismo”.

Uno de los principales objetivos del proyecto es que la imagen del piloto y del resto del equipo esté integrada y sea acorde con la del coche, visibilizando el concepto de este nuevo campeonato 100% eléctrico. Según la diseñadora, “es un tema muy interesante y necesario, el sector evoluciona mucho en temas técnicos y, sin embargo, el estético se ha quedado estancado. De cara al futuro, mi intención es focalizarme un poco más en los tejidos técnicos y poder contribuir al desarrollo de este tipo de ropa. Al igual que el e-Racer es un precursor de un cambio radical en la competición y marca un antes y un después, considero muy importante seguir ese mismo patrón en el mundo de la moda”.

Esta es la primera vez que se realiza un trabajo basado en la competición automovilística en la escuela ESDi, lo cual otorga al proyecto un plus de originalidad y calidad, que es el mérito y el resultado de unir una pasión con una profesión



X