El hombre vs. La máquina: el legado artesano de William Morris

El hombre vs. La máquina: el legado artesano de William Morris

Comprender cuáles eran las aspiraciones del diseñador William Morris (1834-1896) hacia finales del siglo XIX requiere no circunscribirse únicamente a su rol como hombre de diseño. Morris, más que diseñador, desplegaba una lista larga e iluminadora de profesiones, aficiones y oficios: artesano, escritor, poeta, ecologista y socialista, entre aún más epítetos. Era justamente de la conjunción de todas esas identidades disímiles que Morris surgía como artista y como máxima influencia del movimiento Arts & Crafts, una oleada de arte decorativo que comenzó en Gran Bretaña para luego extenderse hacia el resto de Europa y Estados Unidos.

 

Homenajeado por una exposición en la Fundación Juan March de Madrid que luego se trasladará a Barcelona, instalándose en el Museu Nacional d’Art de Catalunya a partir de 2018, el Arts & Crafts no puede ser definido por un estilo unívoco, sino por un afán moral claro. Sus creadores, que oscilaban entre preferir una estética medieval y demostrar inclinación hacia las formas y los motivos simplificados, eran unificados por ideas desarrolladas por Morris en 1850, de promover entornos de trabajo sanos y alegres, que erradicaran el detrimento generado por la industrialización tanto a nivel social como en la artesanía.

Strawberry Thief, 1883, William Morris

Strawberry Thief, 1883, William Morris

Para lograr ello, el movimiento se centró en lo doméstico, en la manufactura artesanal y en la naturaleza, impulsando la producción de muebles y artículos para el hogar como bastiones de un pensamiento que querían divulgar a la sociedad. En pos de conciliar el diseño de un producto con la producción, Morris resucitó numerosas técnicas de orden textil que eran, en aquel entonces, consideradas caducas. Procesado a mano, tintes naturales y materiales vírgenes, de buena calidad, eran la base de sus diseños, que solían remitir a una estética de preferencia medieval, con fuerte dominancia de flora y fauna.

 

Si bien el Arts & Crafts logró difundirse por su propia cuenta hacia finales del siglo XIX y principios del XX y así redimir a las artes decorativas y alzarlas por encima de su status como “artes menores”, la revolución del diseño que rondaba la cabeza de Morris se había demostrado más difícil de implementar de lo que el creador consideraba, debido a los altos costes de producción.

 

No obstante, ávido socialista, contrario a la polución y al costado más despiadado del industrialismo, Morris es considerado por algunos historiadores ecológicos como uno de los padres de la ecología, en tanto que historiadores del diseño lo enarbolan como una influencia para el movimiento Bauhaus debido a su ethos de producción.

 

La exposición, organizada en cuatro secciones cronológicas y tematizadas, expone 300 piezas de mobiliario, textiles, grabados, vidrios y cerámicas, e incluye obras de representantes catalanes del movimiento, como Josep Puig i Cadalfach y Joan Busquets.



X
X