DYSTOPIC WORLD

DYSTOPIC WORLD

Una vez alguien me dijo “¡criticar os hará libres!”, y eso era precisamente lo que yo necesitaba contar. Mi proyecto parte de la lectura de Un mundo feliz de Aldous Huxley, obra con la que me sentía muy vinculado por su espíritu crítico. Esta novela, perteneciente al género distópico, auguraba un futuro ficticio del que curiosamente muchas cosas se han acabado haciendo realidad. Del mismo modo yo también pretendía ser como aquellos autores distópicos, desgranando nuestra sociedad y haciendo cávalas para advertir sobre nuestro posible futuro. Sin duda alguna la parte más difícil fue traducir todo eso al lenguaje de la moda.

A grosso modo, podemos destacar en una frase las ideas principales sobre las que se sustenta mi mundo futuro: una sociedad puzle donde imperan los sucedáneos y los humanos se comportan como autómatas. Tenía claro que se trataba de un mundo involutivo donde la pérdida de las materias primas se tendría que suplir de alguna manera. De hecho, es por esa razón, que dentro de mi proyecto, materiales como el papel y el fieltro son plastificados y tratados para poder conservarlos en el tiempo, pues su escasa existencia acabará transformándolos en lujo. Por otro lado, a nivel de color se presenta como una niebla marronosa, con colores que a veces ensucian y otras veces nos recuerdan a la parte más primitiva del planeta, a la que recordamos con nostalgia. En cuanto a volumen de prenda, éstas han sido construidas y trabajadas con formas orgánicas y envolventes que encierran nuestros sentimientos dentro de una coraza en forma de burbuja. Un mundo así acabaría aprisionándonos dentro de una sociedad puzle. Hecha a medida. “¡Criticar os hará libres!”

dystopic world Miguel gonzalez

dystopic mgonzalez 2

Miguel González, diseñador de moda, profesor y miembro de la Unidad de Tendencias e Innovación de ESDi

 

 

 



X
X