Debemos invertir en conocimiento

Debemos invertir en conocimiento

“En verdad te digo, amigo Sancho, andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos y sabios.”

(Don Quijote de la Mancha)

 

Cervantes, en esta frase, ya mostraba sus dotes de visionario. Y lo hacía en boca de Don Quijote, ese loco lúcido, capaz de entender más allá de lo que lo hacían los que le rodeaban.

Efectivamente: andar tierras y comunicar con gentes nos hace discretos en conocimiento y sabios en experiencias. Pero andar tierras y comunicar con gentes implica ser curioso. Y me parece que uno de los requisitos para proseguir con tus estudios, una vez finalizada la etapa de formación obligatoria, es ser muy curioso.

 

¿Es imprescindible ir a la Universidad?

No, no lo es. Y no lo es porque la Universidad sólo es una de las posibilidades que tienes a tu alcance para seguir aprendiendo si eres curioso.

¿Y tengo posibilidades de tener un trabajo cuando acabe de estudiar?

Pues dependerá de ti, tu capacidad de moverte y tus ganas de seguir siendo curioso.

¿Se acaba de estudiar cuando se acaba la carrera?

No, nunca si eres curioso.

 

Porque insisto en ser curioso, porque el ser Humano es tremendamente utilitarista: hacemos aquello de lo que obtenemos un beneficio a corto plazo. Es decir, utilizamos lo mínimo para ser útil. Esto no es más ni menos que una estrategia de satisfactoriedad, que sólo es válido a corto plazo.

Sin embargo, debemos aspirar a estrategias maximizadoras: lo mismo que las empresas invierten en I+D, nosotros debemos invertir en conocimiento. Y acceder a él desde más nos convenga.

La Universidad, es una de las vías que te aporta, especialmente método y conocimiento. Sin ir a la Universidad, sin ir al instituto cada día, nuestra visión del mundo sería mucha más parcial y nuestro deambular por la vida más limitado. Además, nuestra capacidad de análisis se limitaría a lo empírico y nuestros recurso para movernos por el mundo se reducirían.

Conocer es poder, y eso implica que a más conocimiento, desde un punto de vista Humanísitico, mayor libertad en la toma de decisiones.

 

¿Qué me ofrece entonces la Universidad:?

–         Método,

–         Capacidad de análisis,

–         Conocimiento del área que elija

–         Desarrollo en competencias profesionales

–         Despertar mi curiosidad para poder ser un profesional preparado que se enfrente a los retos del mercado en particular y de la vida en particular.

 

¿Y qué me ofrece una carrera creativa?

–         Las Humanidades, las Ciencias sociales y las Artes están consideradas por muchos como los instrumentos menos valorados dentro de los propios bachilleratos. Esto es un error. Justamente este tipo de formación nos prepara para analizar contenidos y dar sentido a muchas de las acciones sociales, políticas, económicas y culturales que nos rodean. Sin Humanidades, el mundo estaría perdiéndose la reflexión, el análisis y la profundidad que exigen muchos temas.

–         La creatividad, por otra parte, es una herramienta básica que debe nutrirse de las Humanidades, inspirarse en las ciencias sociales y transformar conceptos o ideas en productos o servicios para una comunidad.

–         Estudiar una carrera artística se convierte así en una de las vías más interesantes para acceder a un mercado laboral que comienza a considerar a diseñadores, directamente, y profesionales formados en bellas artes, como claves en el proceso de I+D+I de sus empresas.

–         Además, las nuevas metodologías que surgen en el ámbito del diseño (Design Thinking o UX) por ejemplo, y que parte de las propias Ciencias sociales facilitan este camino integrador de estas disciplinas, como herramientas importantes en la concepción de un mundo Global en el que cada vez tiene una mayor transcendencia el ámbito local.

 

Y finalizaré como comencé. Con otra frase de Cervantes. Para que nunca os olvidéis que el conocimiento genera reflexión, posibilidades, libertad y futuro personal

Le decía Don Quijote a Sancho: “Y verá amigo Sancho el mundo que tiene contigo más fuerza la razón que el apetito”

 

 

Discurso ofrecido por la Dra. Encarna Ruiz, miembro de la Unidad de Transferencia del Conocimiento de ESDi, en el marco de la celebración de los 25 años del INS Can Planes de Barberá del Vallés.



X
X